Call me, call me (Yoko Kano)

En la banda sonora del anime Cowboy Bebop hay muchas joyas pero sin duda esta es la mayor, en mi opinión. Una de las canciones más tristes que conozco por lo que representa.

Un corazón desesperado que busca un clavo al que aferrarse

Todos hemos tenido un amor de la infancia o la juventud a quien hemos echado de menos en nuestra edad adulta. Esa cuenta pendiente que siempre nos reprocharemos no haber saldado o haber dejado escapar.

Es fácil que en los momentos de soledad (por ejemplo tras una ruptura) intentes volver a esa zona de confort que echas tanto de menos. Ese momento de tu vida en el que recuerdas haber sido feliz. Eras otra persona distinta en ese momento pero sin duda te gustaría volver allí.

Lo que a menudo olvidas es que has llegado a tu situación actual por una serie de decisiones: acertadas o erradas, han sido tuyas y sin duda en su momento fueron las decisiones que elegiste por algún motivo. Nunca olvides eso.

Aunque Celtas Cortos ya hablaron de ello en 20 de Abril, esta canción de Steve Conte me resulta más interesante ya que demuestra lo obsesivo que se puede llegar a convertir este pensamiento. La canción del grupo vallisoletano se movía más en el terreno de la nostalgia mientras esta canción se mueve en el terreno de la desesperación.

Cuando los recuerdos vuelven

El principio de la canción refleja ese momento de desazón en el que sueles estar compadeciéndote de ti mismo y en el que cualquier momento anterior bueno te parece maravilloso. La sensación que te invade es el arrepentimiento y crees falsamente que todo era mejor antes.

I close my eyes and I keep seeing things:
Rainbow waterfalls, sunny liquid dreams.

Tras ese momento inicial, suelen llegar los reproches que nos hacemos a nosotros mismos y la imperante necesidad de paliar la situación. La urgencia te invade y tu cabeza se obsesiona hasta el punto en que usarías todos los recursos a tu alcance por volver a ver a esa persona.

Conozco gente que ha hecho miles de kilómetros, que ha gastado todos sus ahorros por intentar lograrlo.

Got to get to you, but I don’t know how.

La obsesión te inunda

Es ese momento en el que empiezas a rebuscar entre tus redes sociales, tiras de amigos comunes. Tu objetivo es intentar recuperar el contacto a cualquier precio.

Ten thousand years I’ve searched it seems and now, got to get to you, won’t you tell me how?

Cómo Sting en la canción Every breath you take tu problema es que no estás entendiendo que todo eso pasó. Eres responsable de no haber mantenido el contacto y eso es lo que te está obsesionando.

Te reprochas haber sido tan idiota como para haber dejado escapar lo que en este momento te parece maravilloso (aunque en aquel momento no lo fuera lo suficiente).

Pero no piensas en vosotros, solo estás pensando en ti

Tu problema en ese momento es que no encuentras motivación para seguir viviendo dentro de ti y la buscas desesperadamente fuera. Estás completamente vacío y solo buscas algo que te llene de cualquier forma.

C’mon now won’t you… Ease my mind?
Reasons for me to find you, for me to find… peace of mind. 

Reasons for living my life.

Es triste, pero no es nuevo

Nada de lo que sientas en cualquier momento de tu vida es excepcional. Casi toda la gente que te rodea habrá pasado por una situación similar. Unos salieron, otros no. Unos caerán en una depresión, otros llorarán un par de días y luego volverán a salir a la calle.