El desenlace del ladrón (Uncharted 4)

La última entrega de la saga protagonizada por Nathan Drake nos completa el contexto que no teníamos todavía del personaje. Entendemos por qué Nathan hace lo que hace y de dónde vienen sus filias y fobias.
Es, sin duda, una de las historias mejor escritas que conozco en cualquier formato y está a la altura de las mejores películas de aventuras. Sus referencias a los Goonies, Piratas del Caribe, La isla de las cabezas cortadas y otras grandes historias de piratas es constante.

Depurado y mejorado

Una de las cosas que menos me gustaba de los Uncharted era la sensación de Rambo que tenías, disparando a troche y moche y dejando un reguero de cuerpos sin vida tras de ti. Por suerte, en esta entrega del juego permite jugar la mayoría de las zonas en modo sigilo y evitando el combate, algo que sin duda agradezco. Además, hay menos secuencias de pelea y más de acción, persecuciones y puzles.

En esta edición, Naughty Dog bordan la historia, no dejando ningún fleco suelto, dándonos todo el contexto necesario (tanto de los personajes como de la trama). Mirar cada escenario era una de las sensaciones más satisfactorias de un Uncharted, pero ahora, además, podemos leer notas y escuchar conversaciones de PNJs para entender tanto el momento en el que nos encontramos como para descubrir más información sobre la historia.

La historia no es lineal y los flashbacks se sucederán para contarnos la historia de Nathan Drake desde su infancia hasta su desenlace.

Samuel Drake

Empezamos el juego con un flashback conociendo a Sam, el hermano mayor de Nate y descubriendo más sobre la madre de ambos. De vuelta al presente, Nathan y Sam están en una cárcel buscando pistas para encontrar el tesoro del pirata Henry Avery. Tras encontrar la pista que buscaban, deben escapar de la prisión sufriendo un terrible accidente.

Sam regresa de entre los muertos para convencer a Nate de seguir la búsqueda donde la habían dejado 15 años antes. Durante su puesta al día descubrimos que los sucesos de las 3 primeras entregas de la saga han sucedido en ese lapso de 15 años.

Las investigaciones de Sam los lleva hasta una segunda cruz de San Dimas en una subasta. Allí conoceremos a Nadine Ross, propietaria de un ejército de mercenarios que trabaja con Rafe Adler, el antiguo socio de Nathan y Sam en la búsqueda del tesoro de Henry Avery. Con la ayuda de Sully, recuperan la segunda cruz y se dirigen a Escocía a buscar la tumba de Avery.

Tras la pista de Henry Avery

En la catedral de San Dimas en Escocia, Sam y Nate encuentran las primeras pistas de la hermandad de piratas que Henry Avery y Thomas Tew tenían en mente. Tras escapar de los hombres de Nadine, con la ayuda de Sullivan, ponen rumbo hacia King’s Bay en Madagascar.

En la falda de un volcán en King’s Bay, los chicos empiezan a encontrar más información sobre otros de los piratas de la hermandad (Adam Baldridge, Cristopher Condent, Anne Bony, etc.). Todas las pistas les dirigen hacia una torre en el centro de la ciudad, donde encontrarán una cámara secreta con los nombres de los fundadores de la hermandad.
Tras resolver un divertido puzle, Nathan y Sully encuentran un mapa que indica como llegar a Libertalia, el famoso y utópico país de los piratas.

Nota: todos los piratas son reales y conocidos, excepto uno de ellos. Un rubio con coleta, con un mono como símbolo. Cómo pista te diré que creo que fondeaba su barco en la isla Melée.

Sic parvis magna

Tras dejar a Elena al cuidado de Víctor, Sam y Nate se dirigen hacia Libertalia. En mitad del mar de Madagascar, encuentran una isla con edificaciones piratas que les indica la posición real de la isla. Tras ser abatidos por los hombres de Shoreline, los chicos llegan a la isla donde, finalmente encuentran las ruinas de Libertalia. La ciudad está vacía y hay restos de una batalla. Sam y Nate encuentran pistas de que tal vez el tesoro fue enviado al norte de la isla.

En su camino hacia la ciudad de Nueva Devon (en el extremo norte de la isla de Libertalia), Nate y Sam son capturados por Rafe y Nadine. Nathan descubre entonces toda la verdad sobre el secreto de Sam, justo antes de caer por un precipicio. Durante la pérdida de consciencia de Nate viviremos el último de los flashbacks del juego, justo donde lo habíamos dejado en la introducción, con Sam y Nate descubriéndonos el pasado de su familia y su interés por la búsqueda de tesoros.

Honor entre ladrones

Tras ser rescatado de nuevo por Elena y contarle toda la historia, Nate va al rescate de su hermano. En Nueva Devon, ahora inundada tras la rotura de una presa, encuentran los restos de una rebelión pirata y su guerra civil por la gestión de las riquezas de Libertalia.
Siguiendo las huellas de Sam y Rafe, Elena y Nathan salen de la mansión de Avery por los pasadizos secretos hasta un cementerio de galeones (esta zona es la que menos me gusta porque solo puedes avanzar a tiros y se hace un poco pesado). Allí encuentran a Sam, que ha logrado escapar del ejército de Rafe.

De vuelta a casa, Sam y Sully empiezan a trabajar juntos y Nate y Elena montan un negocio de búsqueda y recuperación de antigüedades y arqueología.

Un último consejo: disfruta el epilogo y no dejes nada sin mirar ni leer. Recuerda que lo más pequeño es el origen de la grandeza.